Entorno Umbrella

Tu tiempo vale dinero, no lo regales.

Por 11 junio, 2015 febrero 14th, 2019 No Comments
Este post de hoy, va dirigido para todos aquellos profesionales que ofrecen servicios pero finalmente regalan y regalan su tiempo, ya que no lo valoran y por tanto su cliente menos.

Quizá lo primero es ver de qué manera estás cobrando tus servicios. Evidentemente si tus tarifas son por horas no tendrás problemas, pero ¿y si trabajas por proyectos?

Nos olvidamos, que en el desarrollo del mismo, no sólo va a existir el tiempo que dedicas a llevarlo a cabo. ¿Cuántas horas vas a estar en reuniones con tu cliente recabando datos, planteándole la estrategia a seguir, explicándole qué es lo que vas a hacer…? ¿Y cuantas veces te va a llamar tu cliente con dudas, con cambios de última hora, etc.?

Probablemente, el tiempo que tenías destinado a ese proyecto, se va a multiplicar mínimo por dos.

Por ello, define muy bien a la hora de cobrar tus servicios el tiempo que le vas a dedicar. Y por supuesto no olvides que no eres un servicio 24h al día, los 365 días del año.

Está claro que tú quieres darle el mejor servicio a tu cliente, pero no le malcríes. Disponible sí, pero dentro de unos límites.

Por otro lado, siempre te aparecerá el cliente que te “regatea” el presupuesto. Pero aquí siempre aparece la eterna pregunta ¿Cuándo vas a la farmacia le dices al farmacéutico que te cobre menos? ¿A qué no?

Pues tus servicios tienen un coste que deriva de la venta de tus conocimientos. No permitas que se menosprecien los mismos. Bajar los precios de tus servicios no dicen nada bueno de ti, ya que se puede deducir que realmente no valen lo que solicitabas por ellos.

Siempre, debido a la situación actual, puedes negociar formas de pago distintas, más cómodas, pero no caigas en la tentación del cliente que te dice: “Pepito me hace más barato lo mismo que tu”.  Pues bien, que lo haga Pepito. Tú sabes lo que vales y lo que ofreces, si Pepito lo hace más barato, el cliente entenderá que esa diferencia de precio existe por algo. Y ese algo puede ser que el proyecto llegue a buen puerto o no.

En definitiva, no entres en guerras de precios, valora tu trabajo para que tus clientes capten el esfuerzo real que vas a realizar con ellos. Ten en cuenta además, que todo el tiempo que empleas en un proyecto, se le resta a otro que pudieras tener y quizá no puedas asumir por dedicarte a ese.

Alicia Carrillo

Juan José Villena

Juan José Villena

Nacido en Madrid, España, abogado de profesión, profesor universitario, especialista en estrategias jurídicas de viabilidad empresarial tanto para pequeños como medianos sistemas societarios.