Entorno Umbrella

Capítulo 4. Los primeros días de convivencia.

Por 12 febrero, 2015 febrero 14th, 2019 No Comments
Que emoción,  por fin llegó el día en que vamos a empezar a convivir con nuestro negocio.

Hemos decorado nuestro nidito de amor como nunca hubiéramos imaginado, porque sabemos que eso va a gustar, todo limpito y ordenado para las visitas.

Tic tac tic tac, 09:00 de la mañana, vamos a empezar que promete ser un buen día. Con todo el tiempo (y dinero) que he invertido en dar a conocer “mi nueva relación”, estoy seguro de que no tardará en llenarse esto de gente para venir a conocernos.

09:30- Es temprano todavía, la gente empieza a funcionar más tarde.

10:30- Hoy hace frio, a ver cuándo caliente un poco más el sol.

11:30- Seguro que empieza a venir la gente después del desayuno.

12:30- ¡El primer visitante! Ah no, que venía buscando una clínica dental y le dijeron mal. Bueno, por lo menos este ya sabe dónde estamos.

13:30- Pues me voy a ir a comer, la tarde tiene que ser el momento.

Pero la tarde es más o menos igual, únicamente algún curioso que pasaba por allí y entra porque resulta que dije por las redes que a los que vinieran a conocernos les dábamos un regalito.

Termina el día y te quedas mirando al vacío diciendo: “Amor”, ¿qué hemos hecho mal? Pensaba que todo el mundo querría conocernos. ¿Es que nadie se alegra por nosotros? ¿Es que hay parejas mejores que visitar? ¡Si somos perfectos! Porque tu dijiste que me querías… ¿no?

Venga no hay que desanimarse, es cierto que es el primer día, igual tenemos que salir más a la calle para que nos vean juntos y hablarles de nosotros. Aunque es cierto que esa sensación amarga se te ha quedado en la boca y esta noche no dormís juntos. Quieres pensar a solas.

Al día siguiente con energías renovadas comenzamos de nuevo y ahora sí, vienen a verte, aunque hay que reconocer que familia y amigos fundamentalmente. Algunos ni eso, porque cuando estabas pensando en dejar de estar solo, te propusieron que la relación la empezaras con ellos, cosa que declinaste porque no te fiabas mucho del resultado y tú ya habías decidido no “liarte” con conocidos de los que sabes cómo han terminado sus relaciones. Mejor huir de los problemas. ¿A ver si estos son los que te están boicoteando?

Sea como sea, estamos empezando y los comienzos son difíciles, vamos a cuidar a nuestro “amor” día a día y seguro que con eso forjamos esta bonita relación.

En el siguiente capítulo: La Mortal Rutina.

​Alicia Carrillo.

Juan José Villena

Juan José Villena

Nacido en Madrid, España, abogado de profesión, profesor universitario, especialista en estrategias jurídicas de viabilidad empresarial tanto para pequeños como medianos sistemas societarios.