Entorno Umbrella

CAPITULO 6: LA DECEPCION

Por 12 abril, 2016 febrero 14th, 2019 No Comments
Estoy muy muy mosqueado. Porque hago todo lo que puedo, en serio, estoy dando lo mejor de mí porque esta relación funcione, pero tengo un come come por dentro que no me deja vivir.

Dedico mi vida a ti, siempre pendiente, y sin embargo cada vez te noto más lejos. No quiero aventurarme pero…. Creo que todo lo que hago al final se lo está llevando otro. Cada 3 meses  (en las temidas declaraciones trimestrales) lo poco bonito que tenemos se esfuma, de repente desapareces, no sé dónde vas pero me quedo sólo, esperando a que vuelvas a decirme algo bonito.

Mi decepción va en aumento, día tras día, tengo más claro que eres un amante infiel, me ilusionas algunos días, para tenerme ahí, que no te deje, lo quieres todo y nada.

He estado investigando, sin que te enteres, tenía que asegurarme.

No soy tonto, al final me dejas las migajas de tu “amor” después de habérselo dado todo a un tal Hacienda. ¿Qué te da que no te doy yo?

Al principio no me daba cuenta, porque estaba ciego con lo que me prometías, que sólo yo era tu “amor” y me lo dabas todo a mí.

¿Y ahora qué hago? No quiero perderte. Podría compartirte con Hacienda si al menos fuera a partes iguales, pero veo que te interesa mucho más ese que yo. Por cada “100 besos” que le das a él, a mí solo me das 1.

¿Voy a permitir que me utilices para pasar solo un rato mientras luego veo que realmente lo amas a él?

Me has engañado, estoy muy dolido. Así que tendré que tomar una decisión. Y mira que todo el mundo, los más cercanos y que realmente me quieren me lo están diciendo hace tiempo: que no va a salir bien, que lo dejes antes de que ya sea imposible la situación, que vas a terminar mal y luego vendrán los lloros….

Me cuesta, porque me he generado una dependencia hacia ti que no sé cómo resolver. Estuve tanto tiempo sólo que me agarré a ti como un clavo ardiendo y al final me quemé.

Voy a pensarlo fríamente, necesito unos días para plantearlo bien, no quiero que nadie salga dañado, sobre todo yo, porque intuyo que mi “amor” no va a sufrir, ya no. Igual hasta le hago un favor. No sé, sólo tengo ganas de estar solo, meditar y que nadie me diga nada. Estoy harto de escuchar.

Mi amado futuro, mi negocio, mi ilusión, se pierde…..

En el siguiente capítulo: La ruptura.

Alicia Carrillo.

Juan José Villena

Juan José Villena

Nacido en Madrid, España, abogado de profesión, profesor universitario, especialista en estrategias jurídicas de viabilidad empresarial tanto para pequeños como medianos sistemas societarios.